Noticias 

Aniversario de UTACA

UTACA Coruña: medio siglo de existencia, diez mil historias de vida

22/06/2020

El viernes 26 de junio la Unidad cumple 50 años, siendo una de las más longevas del país

UTACA CORUÑA: MEDIO SIGLO DE EXISTENCIA, DIEZ MIL HISTORIAS DE VIDA

En estas cinco décadas la Unidad de Tratamiento de Alcohol y Conductas Adictivas coruñesa (en sus comienzos Asociación Provincial de Ex Alcohólicos)  fue ampliando la cartera de servicios  y evolucionando con la sociedad. La atención inicial al problema del alcoholismo se añadió pronto el tratamiento de la ludopatía. Llegó después el abordaje del tabaquismo y el tratamiento de otras nuevas adicciones que fueron surgiendo, a la tecnología, a las redes sociales, al sexo o a las compras.

A Coruña, 22 de junio de 2020.-  UTACA, la Unidad de Tratamiento del Alcohol y Conductas  Adictivas de A Coruña, la más longeva de Galicia y una de las pioneras de España, está a punto de cumplir medio siglo de vida. El próximo viernes, día 26 de junio, hará exactamente cinco décadas que un grupo de personas, impulsadas por los psiquiatras Francisco Alonso Fernández y Adolfo Bobadilla Pardos, decidieron unir sus fuerzas contra la  adicción al alcohol. En ese tiempo el trabajo hecho se resume echando un vistazo a su archivo. Allí se guardan 10.000 expedientes que son otras tantas historias de vida. En realidad muchísimas más, pues cada adicción superada hace renacer no solamente al adicto sino a todo su entorno familiar y social.

En este tiempo,  UTACA evolucionó con la sociedad y fue incorporando programas para las nuevas adicciones calificadas como “legales” que el progreso trajo consigo. A lo largo de estas cinco décadas, la unidad de tratamiento del  alcoholismo fue incorporando terapias para combatir la ludopatía, el tabaquismo y otras conductas como la adicción a internet, a las compras o al sexo.

Unos pocos datos

La memoria de actividad del último ejercicio, el año 2019, cifra que se realizaron en la sede de  UTACA 1.436 intervenciones en terapia grupal y que sus profesionales atendieron además a 797 personas en terapias individuales. A lo largo del 2019 se realizaron un total de 1.272 primeras consultas y 6.473 consultas sucesivas. El 84% de las mismas tuvieron que ver con el consumo de alcohol, el 6% con la ludopatía, el 5% por tabaquismo y el 5% restante por adicciones al sexo, a las compras y a internet.

La actividad de la Unidad es intensa. Su personal técnico se encarga de hacer acompañamiento al proceso terapéutico en sí mismo, trabajando en la inclusión social plena, en la participación comunitaria, en la lucha contra la pobreza y en la igualdad de oportunidades. Para ello además de atender a la población general cuentan con programas especializados en la atención a la  población reclusa, ex reclusa y en suspensión de condena y acogen a personas condenadas para la realización de tareas en beneficio de la comunidad. Asimismo, fomentan la adherencia al tratamiento y trabajan en el apoyo y formación del entorno familiar de las personas adictas.

Superar la adicción no es suficiente. La integración social,  según defiende el equipo técnico de UTACA en la actualidad, requiere otros muchos apoyos. Para ello tienen anualmente un sinfín de talleres encaminados a alcanzarla: educación para la salud, igualdad de género, cocina, habilidades sociales, informática y alfabetización digital, memoria, búsqueda de empleo, teatro, competencias clave…

En 2019 la Unidad de Tratamiento del Alcohol y Conductas Adictivas de A Coruña acogió a ocho profesionales en prácticas y contó además con el apoyo de veinte voluntarios. Sus especialistas impartieron formación sobre alcohol y adicciones legales, o sobre prevención de conductas adictivas en distintos foros formativos: a los alumnos del último curso de  Medicina de la Universidad de Santiago de Compostela, en la UNED y en el Programa de Formación Continua para Profesionales del Servicio de Psiquiatría y Salud Mental de A Coruña. Participan también en la Mesa de Coordinación de Personas Sin Hogar y en el Consejo Local de Inclusión Social del Ayuntamiento de Coruña junto a otras organizaciones vinculadas a la atención de los más desfavorecidos y vulnerables.

En la actualidad, la Unidad está presidida por Ignacio Bedoya Batres, al frente de la gerencia de UTACA de manera altruista, e integrada por cinco especialistas: la médico experta en adicciones, Inés Queijeiro Presa, los psicólogos clínicos Niceto González Valerio y Manuel Arturo Lage Muiño, la trabajadora social Marisa Pardal Campaña y la orientadora laboral Irene Alonso Pintos. A ellos prestan apoyo en labores administrativas Pilar López Miguel y Pedro Luis Miguel López, y suman su tiempo y esfuerzo veinte voluntarios para que las personas adictas que acuden al centro, y su entorno familiar, alcancen una vida de calidad.

Los protagonistas de la historia

Fue el 26 de junio de 1970 cuando se reunieron en el dispensario  antialcohólico, ubicado en la Jefatura Provincial de Sanidad de A Coruña, los psiquiatras Francisco Alonso Fernández y Adolfo  Bobadilla Pardos con Logita Ponte Piñeiro y María del Carmen Framiñán Rey –trabajadoras sociales- y la enfermera María del Rosario San Martín Márquez. Junto a ellos, los ex alcohólicos Luis Miguel Morás (que sería el primer presidente de la Asociación y la dirigiría hasta su fallecimiento), Antonio Fernández, Luis Rodríguez, Oswaldo Regueiro, José LestaFernando Sánchez, Pedro Suárez y Marcelino Castro. De ese encuentro salió conformada la Asociación de Ex Alcohólicos de A Coruña para dar respuesta a la ausencia de dispositivos públicos específicos dedicados a la prevención, asistencia, rehabilitación y reinserción de las personas con problemas derivados del consumo de alcohol. Su objetivo fue doble, consolidar y reforzar la curación de los adictos y que éstos trabajaran como colaboradores del propio dispensario en el tratamiento de otros enfermos.

A lo largo de estos cincuenta años la cartera de  servicios de  UTACA se fue ampliando para dar cobertura a los nuevos cuadros clínicos derivados del tabaquismo o de otras adicciones sin sustancia. En 2016 la Unidad adoptó un nuevo modelo de organización y gestión. Es entonces cuando se inicia el desarrollo del área social de la organización que complementa la intervención clínica-terapéutica desde una perspectiva más amplia, la  socio-sanitaria.

Integrada funcionalmente en la red asistencial del Servicio Galego de Saúde, la actividad de  UTACA es universal y gratuita gracias a un convenio anual con el citado Servicio. El funcionamiento de UTACA es posible también por la financiación de sus programas por parte de la Consellería de Economía y Empleo de la Xunta de Galicia, la Diputación Provincial de A Coruña, el Ayuntamiento de la ciudad, y de otros apoyos brindados por la Fundación Barrié, la Obra Social de la Fundación La Caixa, el Banco Sabadell, Caixa  Bank o la Fundación María Francisca de Roviralta. Igual de importantes son los 168 socios y socias que apoyan  económicamente el día a día de UTACA.

Archivada en:
Infórmate > Noticias